Nicolás Maduro y el futuro de Venezuela


Armando Romero 

Es posible que el Presidente Nicolás Maduro este atrapado en sus propias decisiones. Los sectores populares dieron un voto de castigó, que permitió a la dividida oposición ser mayoría en la Asamblea Nacional. Fue un claro mensaje del descontento social del pueblo venezolano.

Los barrios populares se unieron a Chávez, porque él supo interpretar los anhelos y las demandas sociales, no es forma coyuntural, o con fines electorales. Por primera vez los marginados de la historia, pasaban a ser actores de la conducción política de Venezuela.

La oposición agrupadas en la MUD, no es creíble en su discurso mediático político, en los barrios populares obreros.
En los barrios oeste de Caracas, las protestas han sido reprimidas…Parroquia como La Vega que se transformó en un bastión de Hugo Chávez, hoy salen a las calles a manifestar su descontento. No salen en apoyo de Capriles, de Borges, López o de otro político de la MUD. 

Presidente Nicolás Maduro, pareciese que el gobierno ha extraviado el rumbo. Con júbilo la derecha fascista, celebra que los habitantes de La Vega, sean reprimidos por la Policía Nacional y la Guardia Nacional Bolivariana.

La oposición no tiene ningún proyecto político, que sea creíble y represente los intereses de Venezuela. Sólo les une recuperar los privilegios de clase, entregar las riquezas naturales al capital foráneo, privatizar las carreteras y autopista. Los servicios básicos privatizados al servicio de la economía de mercado.

El gobierno de Maduro tiene una responsabilidad histórica, con el futuro de Venezuela y del respeto a los DDHH…la oposición espera con sed de sangre, el derrocamiento del gobierno constitucional. Desatando todo el odio contra ese pueblo, que abrazo los sueños de Chávez…una derecha que desde el 2002 ha buscado venganza. Ese día serán miles los perseguidos, asesinados y encarcelados. 

Sólo el diálogo es el camino de la paz social. De la derecha fascista no se puede esperar grandes gestos políticos, el gobierno puede transformar ese descontento social, en un catalizador del diálogo ciudadano. La Asamblea Constituyente es un espacio, para salir de esta crisis coyuntural, la violencia es un camino sin retorno, a un incierto futuro para Venezuela
Estos sectores se unieron a Chávez porque él entendía estos sectores no como coyunturales, sino como sociales e importantes para la conducción de la política venezolana.
Y eso es lo que crea la desconfianza con factores de la oposición, que mantienen una idea de que son importantes sólo para momentos de coyuntura.

“En los barrios pueden pensar: salimos a la calle, protestamos, tumbamos el gobierno, pero después qué. Esa es la gran incógnita.n los barrios pueden pensar: salimos a la calle, protestamos, tumbamos el gobierno, pero después qué. Esa es la gran incógnita.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s