General Villalobos su responsabilidad en la muerte de Patricio Manzano


Armando Romero

El general Villalobos deberá responder por su participación en el crímenes del universitario Patricio Manzano.

  Bruno Villalobos tenía 25 años en 1985 y pertenecía a una rama de las Fuerzas Especiales que fueron enviadas desde Santiago para trasladar a la capital a los alumnos detenidos en San Felipe, Lo Calvo, Patagual y Los Andes. Formado bajo la doctrina del enemigo interno, se caracterizaba por su disciplina militar. Su carrera en Carabineros fue construida por el sello de la tortura, la violación a los derechos humanos.

En febrero de 1985, en medio de los trabajos voluntarios que la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH) organizó en la localidad de San Felipe sin permiso de las autoridades de la dictadura, una redada con decenas de arrestos terminó con la muerte del estudiante de Ingeniería Patricio Manzano. En esa época el teniente Villalobos a cargo de las FFEE, se destacaba en por su brutalidad a los detenidos.


Los testimonios de estudiantes que participaron de los trabajos voluntarios, han logrado identificar al oficial al mando de Carabineros. ” Era la primera salida a terreno promovida por la FECH, luego de su desafiante reorganización del año 84, tras el fracaso de la intervenida Fecech, y a su convocatoria se sumaron alumnos de la Católica, la Usach e incluso de La Serena. Entre ellos estaba Manzano, por entonces de 21 años y alumno del segundo en la sede de Beauchef.

Marcela Campos, una de las voluntarias en esas jornadas, recordó en un homenaje el año 2011, que ‘la mañana del viernes 8 de febrero, varios buses de Carabineros de la dotación de Fuerzas Especiales, con carros celulares y radiopatrullas, ingresaron por la fuerza al campamento de Casuto’.

En su relato de la seguidilla de arrestos en Lo Calvo, Patagual, Los Andes, San Felipe y Llay Llay, apunta que lo que continuó fueron “golpizas en serie, manoseos, incertidumbre, amenazas, interrogatorio de CNI, Dicomcar y fichaje completo de Investigaciones”.
Y sobrevino el caso del llamado “primer mártir de la FECH” desde su reorganización: “En mitad de la noche, lo que comenzó como una crisis respiratoria devino en el ataque cardiaco de Patricio Manzano, atendido a oscuras por estudiantes de medicina que lograron rescatarlo en dos ocasiones sin darse ni un segundo de descanso”.

“La negligencia criminal, disfrazada de reglamentos, se impuso brutalmente. Prohibido salir de la comisaría. Prohibido vivir. Poco antes del amanecer del 9 de febrero, Patricio moría camino a la posta. ”

El programa Informe Especial de TVN en su capítulo estreno se centrará en un caso de violación a los derechos humanos en dictadura que involucraría al actual general director de Carabineros, Bruno Villalobos.

Patricio Manzano, quien participaba en la UNED (Unión Nacional de Estudiantes Democráticos) MIR, fue de los guerreros de la gloriosa Escuela de Ingeniería, que hicieron de ella, un baluarte de la lucha contra la dictadura.

El día 9 de febrero de 1985 falleció a consecuencia de la negligencia de agentes del Estado, los cuales, viéndolo en estado agónico a causa de una insuficiencia cardíaca, no autorizaron la atención médica correspondiete. (informe
Rettig)

Marcela Campos, del colectivo Patricio Manzano, afirmó que los estudiantes detenidos en esa oportunidad sufrieron apremios sistemáticos tras la represión ordenada por el régimen.

Además, Campos afirmó que “las circunstancias en las que muere Patricio no se relacionan con temas de su salud como dijo la dictadura en ese momento” adjudicando la responsabilidad de su muerte a una omisión del mismo fallecido. Por el contrario, “hubo una orden de Pinochet que mandata a Sergio Onofre Jarpa y al subsecretario Cardemil para que se reprimieran los trabajos de verano de la FECh, y ahí se generan apremios sistemáticos contra los detenidos”.

El 9 de febrero de 1985 el estudiante de ingeniería de la Universidad de Chile, Patricio Manzano, falleció a causa de una insuficiencia cardíaca luego de que Fuerzas Especiales de Carabineros lo detuvieran junto a 200 jóvenes el día anterior.

El ministro del Interior a esa fecha, Sergio Onofre Jarpa, envió un destacamento de Fuerzas Especiales de Carabineros para impedir esta actividad en Los Andes, argumentando que el país estaba en Estado de Sitio.

Uno de los encargados de este operativo era el teniente Bruno Villalobos, donde resultaron detenidos los estudiantes universitarios, quienes fueron sometidos a apremios ilegítimos por parte de los uniformados, según consignó la investigación judicial.

Informe Especial entregará más detalles de este crimen de lesa humanidad que involucra al general Villalobos.

El ministro Mario Carroza, que está llevando está investigación interrogó al general Villalobos, quien como es habitual negó su participación en los hechos.

El ministro del Interior Mario Fernández en entrevista con CNN CHILE expresó que estaba “enterado de este asunto”, aunque fue “después” de la comparecencia de Villalobos ante el juez Mario Carroza.

“Yo estaba enterado de este asunto (…) y está perfectamente aclarado el asunto. El juez Carroza efectivamente lo interrogó en su momento, los detalles no los tengo, pero entiendo que está libre de toda culpabilidad. El juez Carroza es un juez muy dedicado.”

Fernández respaldo al cuestionado Director General de Carabineros, institución que esta envuelta en varios delitos y mal uso de los fondos reservados.

  • Hoy cuando algunos habla de dictadura en Venezuela, sin querer violentan la memoria viva, de todos los que vivimos una dictadura en CHILE.

“La dictadura militar, que se había limitado a acosar y perseguir los Trabajos Voluntarios anteriores, puso especial cuidado en esa bofetada que significaba la FECh democrática a plena luz del día. Sergio Onofre Jarpa, Ministro del interior, emitió expresamente un decreto prohibiendo toda actividad grupal, salvo permiso del gobierno, con el pretexto del estado de sitio y bajo pena de aplicación del artículo 24 transitorio que penaba los actos considerados “terroristas”. La FECh no pidió permiso. La desobediencia civil se propagaba, creando las condiciones para la caída del régimen. Los voluntarios sabíamos lo que arriesgábamos en lo inmediato. Detención, interrogatorios, relegación. Y relegación significaba la pérdida de la carrera sin derecho a apelación posible. Nuestra decisión se resumía en ese tema de Silvio dedicado a Miguel Enríquez: “por un fuego que no des a tiempo puede no salir el sol”. Y tenía que salir, aunque no lo viéramos. Bien lo sabíamos quienes en esa época estudiábamos Educación Parvularia o Pedagogía: el sol de mañana era nuestra tarea para ustedes, esos locos bajitos diría Serrat, ustedes que ya han crecido.

Patricio Manzano González tenía 21 años y estudiaba 2º año de Ingeniería plan común. Siguiendo indicaciones de seguridad, formó una escuadra junto a Victoria, Valentina y Cristóbal, quien apenas tenía 16 años. Asistió a las charlas y capacitaciones y fue de su casa que partieron la madrugada del viernes 1º de febrero con mochila a la espalda y la orden expresa de no cantar ni hacer el grito de la U o saludar a otro voluntario en la calle, el Terminal de buses o la estación de tren, sino hasta llegar a los sitios de trabajo en el valle de Aconcagua: Los Andes, Patagual, Llay Llay, San Felipe, Lo Calvo y su lugar de destino, Casuto. La dictadura, visiblemente molesta al ignorarse sus restricciones, simplemente había prohibido toda actividad universitaria grupal. Nos vigilaron día y noche, pero seguimos enseñando canciones a los niños, abriendo policlínicos, preparando actos, recopilando cantos campesinos, leyendo poesía, trabajando en los packing de fruta y, si las condiciones objetivas y subjetivas los permitían, pololeando.

La mañana del viernes 8 de febrero, varios buses de Carabineros de la dotación de Fuerzas Especiales, con carros celulares y radiopatrullas, ingresaron por la fuerza al campamento de Casuto. Como una alegoría, el primer detenido y golpeado fue el poeta Marco Bugueño, estudiante de Castellano y juglar sin guitarra de esos trabajos. Trasladados a la Escuela de Formación de Fuerzas Especiales de Los Andes, los acompañaron poco después los voluntarios de Lo Calvo, sitio en donde la brutalidad policial no tuvo contemplaciones de género ni edad. Patagual corrió una suerte parecida. Los voluntarios de Los Andes y San Felipe, respectivamente, tuvieron noticia de la represión y decidieron resistir en las capillas facilitadas por la Iglesia Católica hasta las últimas consecuencias. Llay Llay fue el último lugar al que llegaron los buses de Carabineros. Un pequeño grupo de no más de seis estudiantes cuidaba la Escuela Parroquial y sin noticia de los voluntarios que ya habían partido, temiendo una represión aún peor, optamos por entregarnos.

Para unos y otros se iniciaban oscuras horas. Golpizas en serie, manoseos, incertidumbre, amenazas, interrogatorio de CNI, DICOMCAR y fichaje completo de Investigaciones. En mitad de la noche, lo que comenzó como una crisis respiratoria devino en el ataque cardiaco de Patricio Manzano, atendido a oscuras por estudiantes de medicina que lograron rescatarlo en dos ocasiones sin darse ni un segundo de descanso. La negligencia criminal, disfrazada de reglamentos, se impuso brutalmente. Prohibido salir de la comisaría. Prohibido vivir. Poco antes del amanecer del 9 de febrero, Patricio moría camino a la Posta. La detención ordenada se paralizó de inmediato. El ministro Jarpa fue depuesto. Todos los cargos fueron levantados. De los 230 detenidos, hubo un relegado, el vicepresidente de la FECh, Gonzalo Rovira, detenido al finalizar el funeral. Las carreras se retomaron. El cuerpo inerte de Patricio abrió la puerta de las comisarías, nos llevó a nuestras casas y a nuestros padres. Quienes estaban en los últimos años de carrera pudieron seguir adelante. Qué poderoso fuiste, compañero, sin proponértelo.” Marcela (Mache) Campos

Discurso de saludo de los Ex Voluntarios FECh ‘85 en el acto “Sueños de victoria, homenaje a Patricio Manzano”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s