Algunas consideraciones en relación a los incidentes del 21 de mayo en Valparaíso.


13237830_10209824772762556_580657575967603464_n

 

1463859369-auno673831

 

file_20160522230945

Lo primero la cámara de la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT), se encontraba apagada o sus imágenes fueron borradas. Es sabido que ante una marcha, carabineros y las autoridades de gobierno, afinan siempre los detalles de estas cámaras.

Quienes estamos en las calles con nuestras cámaras independientes de la presa burguesa, conocemos a los capuchas, por su forma de caminar, sus códigos y su desorganización en sus acciones de protesta…ellos también nos conocen y siempre están preocupados, de no ser gravados en los mambos…un detalle que no es menor.

Por razones de mi columna que no me permite ahorita desplazarme con agilidad, opte por ubicarme en Pedro Montt con Las Heras…será ese olfato de mi lente latente que no muere.

La marcha comenzó a pasar y desde lejos se podía ver, como eran reprimidos por FFEE…fue en ese instante que un grupo de no más de 6 sujetos, que no venían en la marcha, aparecen dando órdenes y atacando los locales comerciales…como era de esperar los capuchas conocidos se sumaron a estas acciones…observa la cámara en la esquina de la farmacia no se lograba percibir si estaba funcionado. Las motos de carabineros salieron del cuadrante y por varios minutos, las FFEE ausentes, lo cual nos extrañó a los que estábamos en ese lugar.

Al comenzar la represión los sujetos concertados, se esfumaron caminado entre los carros policiales en dirección avenida Brasil…los primeros carros bombas que ingresaron por Las Heras se cruzaron con ellos.

Los capuchas cuando arrancan se desprende de elementos que los puedan involucran si son detenidos…no fue el caso de estos sujetos que al parecer llevaron sus herramientas consigo. De haberlas tirados hubiesen sido encontradas en las calles.

Resulta a lo menos anecdótico el silencio del ministro Burgos, que a no olvidar es un experto en contrainsurgencia.

La pregunta es a quien beneficia estos incidentes, la muerte de Eduardo Lara no se puede justificar bajo ningún pretexto. La dotación de carabineros fue superior a otras ocasiones…

El trabajador fallecido recibió órdenes de permanecer en el edificio, a pesar de haber solicitado evacuar el edificio. El municipio de Valparaíso tiene responsabilidades políticas.

El general Bruno Villalobos pretende exculpar a sus efectivo, de sus accionar represivo obedeciendo órdenes del ministerio del Interior.

Ahora los que pretenden endurecer la criminalización de las protestas sociales, sacan cuentas alegres de estos incidentes.

Por último la prensa a primera plana, destacando los hechos de violencia.

13245305_10154203783742500_2455023023702340093_nfile_2016052223123020160521_114645File_2011521124641foto_0000004320160521141738

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s