CHILE 80 MIL VOCES A FAVOR DEL LIBRE CULTIVO Y CONSUMO DE LA MARIHUANA


 

 

clip_image002

 

Armando Romero

Reportero Sin Frontera

 

 

clip_image004[4]
La lluvia limpio los aires de Santiago, trayendo  nuevos colores y olores a la mañana del sábado 18 de mayo…en Plaza Los Héroes pasado las 10 horas comenzaron a congregarse los manifestantes, un espectro amplio de sueños liberados…gentes de diferentes extractos sociales y culturales, las edades fundidas en un mismo estallido de vida…desde lejos la mirada atónita de carabineros, en esta ocasión los observadores ddhh no conformaban el natural paisaje de las marchas, tampoco los carros policiales de las FF.EE se hacía visible…el característico aroma de la marihuana comenzaba a inundar las grandes Alamedas…desde las escaleras del metros emergían clip_image006[4]
alegres individuos contagiando el ambiente.

…Pasada las 13 horas la marcha multicolor, comenzó a desplazarse por las calles…levantando pancartas  a favor del auto cultivo y despenalización de clip_image008[4]
la marihuana…la Alameda parecía elevarse al paso de los manifestantes, doblando sin necesidades de las vallas papales, por calle San Ignacio, en dirección al parque Almagro…pasada las 15 horas, continuaban transitando desde la Alameda en dirección a un parque colmado de  manifestantes…más de 80 mil personas se manifestaron por ejercer sus derechos al consumo y clip_image010[4]
cultivo de la marihuana.
 

La multitud camino por las calles, consumiendo marihuana sin tener, que hacerlo a escondida…un padre con su hijo señala…”fumar marihuana no me hace un delincuente, la despenalización nos permitiría el autocultivo…” los programas gubernamental de drogas han financiado a ong, estigmatizando el consumo de la marihuana…SENDA ha impulsado diversos estudios y programas de prevención, no logrando disminuir el micro-tráfico y menos el tráficos de drogas en Chile. Transformándose en una caja de recursos económicos para ong, como SERPAJ que han desviado recursos, en la financiación de campañas políticas, de candidatos socialistas y del ppd…SERPAJ tiene un verdadero monopolio en la adjudicación de proyectos y control de centros, durante años uno de los principales ejecutores de políticas públicas en los programas de SENDA.

Se hace necesario sincerar el abordaje del tema, no estigmatizar a quienes consumen marihuana…abrir un debate en la sociedad chilena sobre la legalización de la droga, permitiendo el auto-cultivo.

La iglesia católica ha influido en la sociedad  en la condenación al cannabis….generando un verdadero pánico moral en relación al consumo de la marihuana. La clase política chilena está directamente influenciada por la iglesia.

 

 Tras seis años de estudio, la Comisión de Políticas de Drogas del Reino Unido concluye que hay que despenalizar el cultivo y uso de drogas menores… Seis años se tomaron los más destacados especialistas en el tema para concluir en 173 páginas que la evidencia muestra que las actuales políticas sobre las drogas en algunos casos hacen que el problema sea más grave.

 

Establecen que imponer sanciones mínimas o inexistentes al cultivo de marihuana para uso personal puede ayudar a “socavar el floreciente negocio ilícito de la droga controlado por el crimen organizado”. De todas formas aclaran que sus estudios no creen apropiado el movimiento hacia la legalización de drogas más “pesadas” como la cocaína o la heroína.

 

Una de las conclusiones del informe es que “usar drogas no siempre causa problemas sino que es un problema raramente conocido por los que hacen leyes. De hecho la mayoría de los consumidores no tienen problemas significativos y hay evidencia que el uso de drogas puede beneficiar en algunas circunstancias”.

 

Además destacan que el actual enfoque “es muy simplista, viendo que todo consumo de drogas es problemático sin reconocer que éstos están relacionados a la desigualdad y exclusión social”. Además, se dice que separar drogas del alcohol y el tabaco hace que se haga más difícil abatir

clip_image012[4]


con un espectro más grande de las sustancias nocivas que se usan.

 

Agregan que los tres billones de libras que se gastan para combatir drogas ilegales no se basan en evidencias que demuestran políticas que se sabe funcionan sino más bien en experiencias en las que se “tiene una corazonada” o se “cree” que pueden funcionar.

 

El estudio también dice que algunas medidas policíacas no impactan en la oferta de drogas y que las campañas de “Dile no a las drogas” algunas veces hacen que aumente el consumo de personas jóvenes, y que el hacer que la abstinencia se dé en edades muy jóvenes puede llevar a que el salto hacia las drogas sea más fuerte haciendo que sea más probable la sobredosis y la muerte.

 

Recomendaciones. Las propuestas del estudio, dicen que hay que:

 

-Cambiar las leyes para que la posesión de pequeñas cantidades de drogas sea una ofensa civil y no penal. Comenzando con la marihuana y en el caso que se vean efectos positivos, aplicar a otras drogas.

 

-Agregan que las experiencias de Portugal y la República Checa han demostrado que el aumento en el uso de drogas no se da y los recursos se pueden usar en tratar adicciones y “tacleando” al mismo tiempo al crimen organizado.

 

-Rever las sentencias para que aquellos a los que se encuentre plantando menos de lo permitido no enfrenten sanciones. Pero al mismo tiempo, que la producción y venta de la mayoría drogas permanezca ilegal.

 

-Rever el nivel de las penalidades aplicadas a aquellos envueltos en crímenes de producción y venta, pues hay poca evidencia que demuestre que por medio del aumento del tiempo en prisión baje la oferta de drogas.

 

-Que las decisiones sobre la clasificación de las drogas no sea realizada por políticos sino por un órgano independiente con la supervisión parlamentaria.

 

-Crear un foro interpartidario que incluya a los tres líderes partidarios para que se logre el consenso político necesario para lograr hacer un cambio radical.

 

Uno de los autores del informe, Colin Blakemore dijo que “la medicina ya ha pasado la era en la que se trataban las enfermedades basándose en corazonadas y el conocimiento recibido. El consenso es ahora que aquello no era ético, era ineficiente y peligroso (…) Es hora de que las políticas en drogas ilícitas comiencen a usar la evidencia empírica”.

 

Además, Runciman dijo que los programas de gobierno han hecho mucho para bajar el impacto causado por los problemas con las drogas durante los pasados 30 años, con por ejemplo el intercambio de agujas bajando los índices de HIV. Dijo que “esos programas se basan en la evidencia empírica pero que la mayoría de las políticas contra las drogas no tienen una clara evidencia. Gastamos billones de dólares al año sin estar seguros si hace una diferencia o no”. En Chile acontece una situación similar…las políticas públicas canalizadas a través de los programas impulsados desde el Ministerio del Interior.

La pregunta que no se hace, es porque la cannabis es ilegal…cuales son las verdaderas causas que hay detrás. La marihuana no es peligrosa para la salud, muy por el contrario tiene efectos terapéuticos…no perjudica la salud física, ni mental. Los grandes intereses corporativo de la industria tabacalera, las empresas petroleras, la industria química han estado detrás de la estigmatización del cáñamo…que desde siglos ha generado comercio entre los pueblo…la verdad ha sido ocultada, manipulando a la opinión pública, mediante los medios de comunicación las verdaderas razones de su ilegalidad.

clip_image014

Mi perro partidario de la legalización de la marihuana, liando un porro con toda naturalidad…apunta a lo que está aconteciendo en EEUU y el debate que se está gestando en la sociedad mexicana.

 

<” 1.Como lo demostró la elección en Estados Unidos, ese país se encamina hacia la legalización. México no debe seguir peleando una guerra contra una droga que se legaliza cada vez más. Como lo ha escrito Sergio Aguayo, la legalización estadunidense es “una bofetada para Felipe Calderón y una lección para los mexicanos”.

2. El 32% de la población en Estados Unidos ya puede ir a un dispensario a recibir mariguana por razones médicas. 11 millones 753 mil habitantes de Colorado y Washington aprobaron el uso recreativo de la mariguana. En Massachusetts se aprobó normar la droga para fines médicos. Alrededor de 50% de la población estadunidense está a favor de alguna forma de legalización de la mariguana.

3. Como lo argumenta un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad, la posible legalización de la droga a nivel estatal en Estados Unidos podría provocar una caída importante en los ingresos de los narcotraficantes mexicanos.

4. Entre los beneficios que la legalización podría traer estarían tratar a los adictos como enfermos y no como criminales, aminorar los ingresos de los cárteles, disminuir la violencia y el número de muertos por la lucha contra el narcotráfico.

5.Un informe elaborado por Carlos Zamudio Angles y Jorge Hernández Tinajero evidencia el casi nulo resultado de la policía del Distrito Federal en el propósito de identificar y detener a las personas que encabezan las bandas de narcomenudeo de la mariguana. La labor de la policía se ha enfocado a detener a consumidores y vendedores en flagrancia, y no como producto de una labor de inteligencia. Los vendedores detenidos son fácilmente reemplazables por las bandas del narcotráfico.

6. Los detenidos por consumo tienen que ser liberados porque la ley no castiga este acto y una encuesta practicada a más de 300 consumidores de mariguana reveló que dos de cada tres habían sido extorsionados por la policía. He allí las limitaciones de una política centrada en combatir la oferta a través de la mera clausura de puntos de venta o la captura de quienes la consumen.

7. Una alternativa propuesta son los “clubes de cannabis” para tratar de erradicar las redes de narcomenudeo. Estas asociaciones brindarían una serie de ventajas reales a los usuarios. Generarían actividad económica para el Estado vía impuestos; eliminarían la necesidad de acudir a los traficantes ilegales; garantizarían estándares de calidad que no se obtienen en el mercado negro; ofrecerían servicios informativos de reducción de riesgos y daños para la salud.

8. La legalización también ayudaría al cultivador de la planta, que vería su cultivo como una legítima actividad agraria y económica. El productor tendría contacto directo con el usuario y eliminaría al intermediario, quien actualmente desempeña un papel ilegal.

9. A pesar de la guerra contra el narcotráfico, el consumo ilegal de drogas no se ha frenado, sino que ha aumentado en los últimos años. Las drogas están más al alcance de la población que hace seis años. En el Distrito Federal, en 2006 había 5 mil puntos de narcomenudeo y ahora hay 13 mil.

10. Ante la realidad de lo que está ocurriendo, hasta el propio Felipe Calderón se unió recientemente a los mandatarios de Honduras, Belice, Costa Rica y Guatemala para pedir a la OEA un análisis completo de las implicaciones sociales, políticas y de salud que traería para sus países la legalización del consumo, producción y distribución de mariguana.

11. Luis Videgaray, coordinador para la Transición Gubernamental del equipo de Enrique Peña Nieto –ante la legalización creciente en Estados Unidos–, ha dicho lo siguiente: “Estamos atentos a estas modificaciones que cambian un poco las reglas del juego en relación con Estados Unidos, que creo que nos tienen que llevar a revisar las políticas conjuntas (…) de combate al tráfico de drogas y, en general, de seguridad”.

12. La oposición a la legalización en México –70% de los encuestados– está enraizada en la falta de información que tiene la sociedad sobre el tema. Por ello la necesidad de discutir y difundir las ventajas y desventajas que la despenalización traería consigo.

13. En cada reunión binacional de alto nivel en las últimas décadas se habla de que habrá un enfoque diferente, un método distinto de encarar la lucha contra las drogas y la violencia que engendra, pero no es así. La estrategia estadunidense –que México compra y aplica– sigue siendo la misma.

14. Año tras año, las posturas siguen siendo iguales. El espaldarazo estadunidense al presidente mexicano en turno, al que se congratula por su “valentía” y “compromiso”. La lista acostumbrada de acciones conjuntas, esfuerzos logrados para combatir la oferta de drogas en México y limitar el consumo en Estados Unidos. La lista ampliada de programas piloto que se echarán a andar, el flujo de armas que se controlará, los estudios de drogadicción que se pondrán en marcha. La historia se repite, gobierno tras gobierno.

15. Hay un involucramiento estadunidense cada vez mayor en México –en términos de presencia, asesoría, equipo, entrenamiento y recursos–, pero no hemos visto un viraje sustancial en la visión simplista y contraproducente que ha predominado desde hace décadas.

16. Ha llegado el momento de cuestionar la visión desde la cual el combate al narcotráfico parte de premisas supuestamente inamovibles: la “guerra” contra las drogas puede ser ganada; Estados Unidos puede reducir la demanda de drogas y lo intentará; la política antidrogas de Estados Unidos debe ser la política antidrogas del resto de América Latina; la legalización podría ser buena pero jamás ocurrirá.

17. Ha llegado la hora de cuestionar las ideas escritas en piedra, repetidas hasta el cansancio por funcionarios a ambos lados de la frontera, diseminadas por policy-makers estadunidenses y memorizadas por políticos mexicanos.

18. Cada una de las premisas convencionales de la “guerra” contra el narcotráfico puede y debe ser confrontada. Cada uno de los argumentos esgrimidos debe ser revisado. Ante la legalización creciente en Estados Unidos, la guerra contra las drogas –librada como se hace hoy– es cada vez más fútil. Cada vez más dolorosa.

19. México necesita demostrar la capacidad para determinar su propio destino y tomar decisiones que fortalezcan su seguridad nacional, promuevan su estabilidad política, construyan su cohesión social. Caminar en esa dirección entrañaría contemplar la despenalización limitada como un instrumento –entre otros– capaz de desmantelar un mercado demasiado poderoso para ser vencido por cualquier gobierno.

20. Es tiempo de que México comience un debate público, serio y amplio sobre la legalización de la mariguana. Ya basta de dedicar cada vez más recursos, más dinero, más armas y más tropas a una guerra que nunca se podrá ganar. “>

 

…una marcha que no puede ser negada por la sociedad chilena…más de ochenta mil personas, que salieron a las calles a expresar su vos y demandar el derecho al autocultivo de la cannabis, terminar con la penalización del consumo de la marihuana…se hace necesario abrir un amplio debate, dejando de lado los prejuicios. Que ha ido parte de la institucionalidad del Estado chileno.

clip_image016

 

Anuncios

One Comment

  1. Por fin leo algo sobre la marcha… que onda los medios no muestran nada. Lamentablemente no pude asistir, pero igual cultivé mis derechos en casa.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s